Fortunato: “La realidad que vive España nos da la razón sobre lo que venimos diciendo”

posted in: CEPA | 0

La salida del Reino Unido de la Unión Europea, proceso denominado como Brexit por su acrónimo en inglés, impacta en la industria pesquera del bloque, pero también confirma la necesidad de que la Argentina vaya hacia nuevos acuerdos comerciales.

Para el presidente del Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (Cepa), Oscar Fortunato, la preocupación que muestran las empresas españolas que operan en las Islas Malvinas evidencia la magnitud del problema que ya hoy tiene la industria pesquera local para exportar sus productos.

Puntualmente, durante la semana pasada se conoció el malestar de las pesqueras de Vigo que operan en torno a Malvinas, cuyos productos son mayormente destinados al mercado español.

El diario Faro de Vigo reflejó la postura de José Manuel Sobrino Heredia, encargado de elaborar un informe sobre los efectos del Brexit: “A lo mejor hace poco competitivo traer pescado desde allí”, dijo el especialista frente a un buen número de empresarios.

Sobrino Heredia indicó que se dará la necesidad de negociar un acuerdo o medidas transitorias que regulen este comercio desde las islas y desde Reino Unido. Entiende que si para marzo de 2019 – fecha crítica para la firma del tratado de salida- no hay acuerdo, “las medidas arancelarias y contingentes serán muy penosas para las empresas”.

Vale recordar que al menos 140 buques españoles operan en esas aguas argentinas bajo dominio británico.

En diálogo con Pescare.com.ar, Fortunato puso en perspectiva la problemática: “Los españoles van a tener que pagar los aranceles que nosotros hoy ya pagamos. Exportarán en la misma condición que nosotros por no ser más Unión Europea. Esta realidad nos da la razón sobre lo que venimos diciendo”, aseguró el dirigente.

Desde Cepa exponen como esencial que el Gobierno encare procesos de negociación con otros países o bloques para generar tratados de libre comercio o de contingentes, tras haber perdido hace algunos años el Sistema General de Preferencias, que le otorgaba ventajas para ingresar a diversos mercados.

“Además de los costos internos, portuarios y el tema de la paridad cambiaria efectiva, tenemos problemas con los aranceles que pagamos en los distintos países donde enviamos nuestra mercadería”, explicó Fortunato.

En la agenda del Presidente

Las barreras asoman en Estados Unidos, Méjico, China y la propia Unión Europea. Los representantes de Cepa así se lo habían planteado al presidente, Mauricio Macri, cuando en febrero tuvieron la oportunidad de mantener un encuentro en la Quinta de Olivos.

Mientras tanto, nuestros competidores, Nueva Zelanda, Chile, Uruguay y Perú, entre otros, tienen tratado de libre comercio, contingentes de mercadería libre de arancel o con reducción de arancel”, amplió ahora Fortunato.

De cualquier manera, los esfuerzos del sector hacen que los productos mantengan presencia en una amplia variedad de mercados. Un trabajo reciente de Cepa apunta que la industria pesquera argentina exporta a más de cien países. “Con la firma acuerdos comerciales podríamos afianzar esa tendencia”, concluyen.