Arbumasa pasa a manos chinas

posted in: Sin categoría | 0

La empresa Arbumasa, del grupo español Amasua, finalmente ha pasado a manos chinas, tras el cierre de un acuerdo de compra por parte de Dalian Huafeng Aquatic Products.

La operación, concretada la semana pasada en Madrid, incuye la planta de proceso con cámara frigorífica ubicada en Puerto Deseado, Santa Cruz, y la flota compuesta por diez barcos, ocho tangoneros dedicados a la pesca de langostino y dos poteros que operan sobre el recurso calamar.

Las conversaciones se habían iniciado el año pasado, tras la caída del pre-acuerdo para la compra de Conarpesa, y finalmente dieron su fruto.

Fuentes cercanas a la negociación dijeron a Mar&Pesca que no habrá modificaciones y que la empresa seguirá manteniendo la misma estructura de personal conservando incluso a los actuales directivos.

A través de un comunicado, Amasua dijo que el grupo Amador Suárez y Dalian Huafeng “han firmado un importante acuerdo de colaboración empresarial, que será clave para el futuro de ambas compañías, el mismo implica la entrada de Dalian Huafeng, principalmente orientado a su rama extractiva, en el grupo empresarial español”.

De acuerdo con dicho comunicado, las compañías cooperarán en ventas, con Krustagroup, y bajo un acuerdo de comercialización exclusiva venderán el langostino bajo la marca Arbumasa en mercados como España, Italia, resto de la Unión Europea o Japón, así como otros países asiáticos. En tanto Dalian Huafeng tendrá los derechos exclusivos para vender langostino de marca Arbumasa en el mercado chino.

“Ambos grupos han fijado objetivos de crecimiento significativos dentro de esta empresa conjunta, tanto a nivel extractivo (fresco o congelado) como comercial, aprovechando su complementariedad en varios caladeros, productos y mercados”, dijo Amasua a través el comunicado.

El acuerdo ha sido aprobado por todas las entidades bancarias españolas que participaron en el proceso de reestructuración de la deuda de Amasua, que se ha liquidado antes de esta transacción.


editorial@fis.com
www.fis.com