Qué propone cada cámara empresaria para redefinir el manejo del langostino

posted in: CEPA | 0

Autoridades de la Subsecretaría de Pesca de la Nación y el Consejo Federal Pesquero visitaron este miércoles distintas cámaras empresarias de Mar del Plata. En los encuentros se trató la idea de redefinir la administración del langostino.

Las reuniones estuvieron encabezadas por el director nacional de Coordinación Pesquera, Juan Bosch, y distintos consejeros: Francisco Di Leva (Buenos Aires), Oscar Fortunato (Ejecutivo), Adrián Awstin (Chubut) y Carlos Liberman (Santa Cruz), entre otros.

“El diálogo nos va a permitir conocer mejor las inquietudes y problemáticas de cada sector (…) La idea es trabajar durante todo 2018 e ir coordinando un plan de manejo”, expresó Bosch en la previa a las entrevistas. La tarea no asoma sencilla.

Cada sector presentó una mirada que involucra coincidencias y divergencias. De acuerdo a la información que pudo obtener Pescare.com.ar, estos fueron los principales planteos:

. Cepa / Caipa

Pretenden que rijan y se hagan cumplir las normas vigentes con algunas modificaciones. Entienden que el manejo del recurso debe ser uniforme entre las áreas, involucrando tanto autoridades nacionales como provinciales.

–  También que el control del esfuerzo debe hacerse en buques congeladores y fresqueros por igual a través del adecuado procesamiento en tierra de la materia prima.

– Que debe prohibirse la exportación de materia prima en bloques que luego son reprocesados en el exterior.

– Que el fresco procesado en tierra y congelado debe exportarse en cajas de 3/4 kilogramos aproximadamente, no más.

“En general, creemos que tiene que haber un cambio de paradigma cultural. Hay que aprovechar la mayor utilidad que nos puede dar un recurso. Tenemos que cambiar una explotación de cantidades por una explotación que priorice la calidad en esta y otras pesquerías. Tal vez vayamos a pescar lo mismo, pero todos, empresarios y trabajadores, van a sacar un mayor rédito”, señalaron.

. Cámara de Armadores

Desde este sector apuntaron en principio sobre las formas de apertura y cierre de zonas, las cuales, consideran, deben estar respaldadas por sustento científico en todas las jurisdicciones; es decir Nación y provincias.

El concepto involucra conocer la abundancia, tallas y distribución del stock, la presencia de huevos, larvas, juveniles y hembras desovantes, además de detectar las áreas, momentos de desove y juveniles durante la temporada.

“En Nación se debe abrir cuando el tamaño sea considerado adecuado, y no solamente comercial; mientras que también Nación, Chubut y Río Negro deben abrir previo informe técnico del Inidep, después de que el langostino haya desovado. En este momento el langostino en jurisdicción provincial está cargado de huevas y los barcos pescan sobre concentraciones reproductivas”, ejemplificaron en un texto elevado al Consejo.

En el mismo escrito defienden la calidad del producto que desembarcan los fresqueros. Sostienen que a partir de un buen tratamiento abordo con hielo tiene la calidad necesaria como para elaborar productos acordes a las necesidades del mercado.

“La estadística que indica que un porcentaje importante de las capturas de la flota fresquera se utilizó para transformarla en colas en bloque de baja calidad es una falacia”, agregan.

. Armadores costeros

Por su parte, desde la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera trazaron los siguientes puntos que creen preciso adoptar:

– Respetar los lineamientos de la legislación vigente: Resolución 1113/88 y 153/2002 con sus modificatorias.

– No permitir que la aplicación del programa VACOPA (Programa de Variado Costero Patagónico), habilite a la pesca encubierta de langostino.

– No permitir la pesca a barcos que sólo tengan permiso provincial, salvo a aquellos a los que se les conceda una cuota o cupo social que gestionaría globalmente cada provincia.

– Mantener un mismo criterio para la renovación de flota y la evaluación de proyectos pesqueros que contemple esta pesquería, revisando casos anteriores donde se evidencie un aumento del esfuerzo pesquero.

– Liberar la circulación de la materia prima entre provincias.

– Incentivar el valor y/o la mano de obra agregada.

Tenemos que ir hacia la calidad del producto, que se respeten las normas vigentes y que se fiscalice el cumplimiento (cajones por 18 kilos, etcétera). También hay que aplicar un enfoque ecosistémico en esta y otras pesquerías”, agregaron.

 

Fuente: www.pescare.com.ar

Leave a Reply