El “Holmberg” finalizó evaluación de merluza

posted in: Sin categoría | 0

Debería ser un hecho rutinario, pero a partir de los problemas técnicos que enfrentó el “Dr. Eduardo Holmberg” en el último tiempo, su regreso a puerto tras cumplir una campaña de investigación se transforma en una noticia.

En el mediodía de este miércoles el buque arribó a la Base Naval de Mar del Plata y desde el Inidep dieron por cumplida la “Evaluación de abundancia de juveniles y desovantes de merluza (Merluccius hubbsi) en la zona de cría norpatagónica”.

Teniendo en cuenta que el barco había zarpado el 15 de enero logró acumular veinticuatro días de trabajo, incluyendo los de navegación, en relativa sintonía con lo diseñado por el Programa Pesquería de Merluza y Fauna Acompañante.

Objetivos trabajados

Durante estas semanas los científicos, con Lía Chavarría como jefa, buscaron determinar el área de concentración de juveniles de la especie, obtener los índices de abundancia por grupo de edad de juveniles en el área de cría norpatagónica y monitorear el estado reproductivo en general.

Así, se trabajó sobre la estimación de la abundancia y estructura de tallas del stock desovante; la estimación acústica de la abundancia de desovantes, estadios larvales y juveniles, la concentración reproductiva, la distribución espacial y la abundancia del ictioplancton junto a la toma de parámetros ambientales.

Una fuente consultada por Pescare.com.ar reveló que si bien el barco no había navegado en el último año, período durante el cual acumuló dificultades con el guinche de pesca, durante la campaña tuvo un comportamiento aceptable.

“Hubo algunas dificultades menores con el frío, pero en general no tuvo problemas”, explicó. Ahora, en el Inidep circula la idea de alistarlo para que vuelva a zarpar en quince días con el objetivo puesto en los recursos costeros.

Maniobras en el amarre.

Datos disponibles de meruza

En términos globales referidos al stock sur de merluza, los datos conocidos provenientes de campañas y modelos matemáticos previos dan cuenta de una recuperación de la biomasa entre 2012 y 2013, aunque con una declinación en 2016.

La estimación de la biomasa total al inicio de 2016 fue de unas 796 mil toneladas; mientras que la reproductiva se estimó entre 484 mil y 610 mil toneladas, según el modelo aplicado, y con un 14 por ciento de grandes reproductores.

Una de las preocupaciones sigue siendo la edad de los ejemplares capturados: “Si bien la persistencia del Área de Veda Permanente de Juveniles ha permitido protegerlos parcialmente, la edad media observada en la captura (2,48 en 2016) todavía indica que el mayor porcentaje de ejemplares capturados está compuesto por los del grupo de edad 1 y 2 como los principales”, apunta el informe “Evaluación del Estado de Explotación del Efectivo Sur de Merluza”.

Además, es necesario tener en cuenta que captura de langostino tiene a los individuos de esas edades como los principales componentes de la captura incidental. Así, el objetivo de llegar a las 600 mil toneladas de biomasa reproductiva con un mayor porcentaje de los mejores reproductores todavía no había podido ser alcanzado.

 

 

Fuente: www.pescare.com.ar