Científicos prevén otro buen primer semestre para la pesca de langostino

posted in: Sin categoría | 0

Científicos del Inidep prevén que durante el primer semestre de este año se obtendrán rendimientos de la pesca de langostino similares a los de años anteriores, según se desprende del informe sobre los resultados de la campaña de evaluación de este crustáceo realizada con un buque comercial entre el 13 y 28 de marzo pasados.

No obstante, los biólogos consideran que podría producirse una disminución de la abundancia como consecuencia de una menor presencia de juveniles y un retraso en el período reproductivo. De confirmarse esta información, podría acortarse la temporada 2018 y comprometer en cierta medida las de 2019 y 2020. Ante este escenario,  pusieron de manifiesto que resulta imprescindible realizar la campaña programada para el invierno y la de noviembre, informó Revista Puerto.

El informe sobre la biomasa y el proceso de reclutamiento del langostino (Pleoticus muelleri) en el golfo San Jorge y litoral norte de Chubut, presentado al Consejo Federal Pesquero (CFP), señala que durante la campaña de evaluación analizada, los mejores rendimientos se encontraron en la boca y el sur del golfo San Jorge, específicamente en la zona este del mismo, con un valor máximo de 6.625 kilos por hora.

No se observaron diferencias significativas en la biomasa disponible comparada con las obtenidas en los veranos de 2017 y 2013.

“En principio, la biomasa disponible para su captura en la temporada de pesca se mantendrá en los niveles que se han capturado en los años anteriores (…) por lo menos en su primer semestre”, indica el informe.

Con respecto a las tallas, se observó una disminución en la presencia de langostinos menores de 3,1 centímetros en machos y de 3,4 centímetros en hembras. Esta reducción podría deberse a diferentes  factores  individuales o una combinación de los mismos.

“La principal hipótesis que se plantea es el retraso observado en la temporada reproductiva, el cual podría provocar que los estadios tempranos de vida, que  son los más vulnerables, no tengan las condiciones ambientales adecuadas para desarrollarse (cantidad y calidad de alimento necesario y menor tasa de crecimiento dado el descenso normal de la temperatura del agua hacia los meses invernales)  No puede descartarse, sin embargo, que el aumento del esfuerzo pequero vinculado a los últimos años haya afectado de alguna manera el proceso reproductivo 2016/2017”, concluyeron los especialistas.

Los científicos del Inidep recomiendan que, en caso de que se confirme la disminución de la abundancia de langostino de tallas pequeñas, que serán objeto principalmente de la captura en la temporada 2019, se proceda con “suma cautela” para regular los niveles de esfuerzo pesquero y no comprometer la sustentabilidad del recurso y su pesquería.

 


editorial@fis.com
www.fis.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *