Se requeriría de más plazo para incorporar los trajes de inmersión

posted in: Sin categoría | 0

Pese a contar con el consenso de las empresas y de los sindicatos, la implementación de la norma que impone el uso de trajes de inmersión a bordo de buques pesqueros podría resultar menos simple de lo que parece.

A poco de que concluyan los 10 días otorgados por la Prefectura Naval Argentina para incorporar esta indumentaria de seguridad, las empresas, los gremios y hasta las mismas autoridades reconocen que la disposición no llegaría a ser cumplida dentro del plazo concedido.

La principal dificultad radica en que en el mercado local no existe stock suficiente para responder a la demanda del sector, el cual requiere de miles de unidades para cumplir con un requisito que se convirtió en obligatorio para todas las embarcaciones que posean más de 8 metros de eslora.

Se calcula que sólo la flota congeladora con asiento en Mar del Plata necesitaría unos 2500 trajes para su tripulación. Y a eso se le suma la demanda de los buques fresqueros de menor porte y la de todos aquellos que operan en las provincias del sur.

El problema no sólo pasa por la escasez de unidades, sino también por las dificultades que alegaron tener los propios proveedores para disponer de esa mercadería en lo inmediato.

Entre las condiciones específicas que plantea la norma, figura que los trajes diseñados para soportar las bajas temperaturas en el agua deben respetar las características establecidas en la normativa del Convenio SOLAS.

Por eso y frente al hecho de que el plazo para implementar la norma está próximo a concluir, es probable que en las próximas horas surja algún acuerdo para establecer una prórroga.

“Las empresas están comprometidas a cumplir con esta disposición en el menor tiempo posible, pero lo cierto es que hoy por hoy, debido a que la norma se dictó de una manera intempestiva, no están dadas las condiciones para ponerla en práctica en lo inmediato”, aseguraron desde una de las cámaras del sector pesquero.

Además trascendió que algunos gremios y empresarios iniciaron gestiones para solicitar que el gobierno nacional facilite “al máximo posible” la importación de los trajes de inmersión requeridos por la flota.

“Es necesario que el gobierno nacional habilite y acelere todos los trámites que se relacionan con la compra en el exterior de estos elementos de seguridad”, reclamaron desde el sector sindical.
Por lo demás, parecería que la incorporación de los trajes de inmersión no despertó ninguna clase de objeción.

De hecho desde el sector empresario hicieron saber que su uso ya “venía siendo analizado desde hacía tiempo” con las autoridades marítimas.

“Sólo resta contar con el tiempo adecuado para resolver las dificultades surgidas de que esta decisión haya sido tan precipitada”, se indicó.

 

Fuente: Diario La Capital