Comienza programa de marcación de centollas

posted in: CEPA | 0

Dos mil centollas serán marcadas en el marco de la primera campaña de investigación de centolla en el Sector Patagónico Central – Área II en la temporada 2016-2017, en la que participarán buques comerciales.

La campaña, diseñada por el Instituto Nacional de Investigación y  Desarrollo Pesquero (Inidep) tendrá una duración aproximada de 15 días, a partir del 1 de noviembre.

El objetivo principal de este estudio es determinar la distribución espacial, estructura de tallas, abundancia relativa y estado general del recurso centolla en las distintas jurisdicciones que componen la pesquería. Además, se evaluarán el estado reproductivo de las hembras y se realizarán muestreos hidroacústicos.

La campaña se realizará en el área comprendida por el golfo San Jorge y aguas adyacentes (entre los paralelos 44°30’ y 48° de latitud Sur y desde la costa hasta el meridiano 62°30’ de longitud Oeste).

Se utilizarán los cinco buques de pesca comercial que poseen Autorización de Captura de crustáceos bentónicos en el SPC.

De esta manera, el Inidep da inicio al programa de marcación de centollas en su área de distribución patagónica, donde se desarrolla actualmente la pesca de esta especie, con el objetivo de conocer aspectos biológicos y movimientos migratorios de la centolla patagónica (Lithodes santolla).

Es así que 10  observadores y técnicos de la institución colocarán durante la primera quincena de noviembre dos tipos de marcas (permanentes y temporales) a 2.000 ejemplares de centollas machos.

Los ejemplares marcados podrían ser  recapturados por los buques pesqueros, por lo cual se requiere de la colaboración del personal a bordo.

Los datos que deben registrarse en caso de captura de una centolla con marcas son la posición (latitud y longitud), día y el número de marca fija y si posee o no precinto negro, y ser comunicados por mail al Inidep, donde se recompensará en muestra de agradecimiento dicha colaboración.

Todas las centollas marcadas y recapturadas deben ser devueltas vivas al mar lo antes posible.

editorial@fis.com
www.fis.com