Vigo lidera una campaña para evaluar la contaminación por microplásticos

posted in: Sin categoría | 0

El estudio se centrará en las aguas y sedimentos de la costa gallega y cantábrica.

Por S. ANTÓN

Establecer una metodología estandarizada para identificar y cuantificar la contaminación que provocan los microplásticos en los océanos. Ese es el objetivo principal de un proyecto europeo con varias patas (cinco en total), una de las cuales está dirigida por Jesús Gago, investigador del Centro Oceanográfico de Vigo, del IEO.

En concreto, el equipo que lidera tiene encomendada la evaluación de la contaminación por microplásticos tanto en la columna de agua, sobre todo en al superficie, como en los sedimentos. Con ese fin iniciaron ayer una campaña de prospección a bordo del buque Ramón Margalef.Durante ocho días, los científicos (cuatro gallegos, otros cuatro italianos, dos portugueses y un irlandés) estudiarán la distribución espacial y temporal tanto de los microplásticos como de los contaminantes que llevan asociados, y evaluarán la efectividad del muestreo de diferentes redes. Hasta cuatro de distintos grosores de malla (siempre medidos en micras) y longitudes, según explica Gago, que añade que uno de los fines principales del proyecto es testar y unificar las metodologías que se están utilizando en distintos países.

Participan en Baseman, que es como han bautizado la iniciativa, un total de 26 instituciones de 14 países. Aunque se han realizado algunas campañas en las que se ha estudiado la presencia de plásticos en aguas de la costa gallega, esta es la primera en la que tantos socios pondrán a punto una metodología común. La zona elegida para el estudio es la comprendida entre la desembocadura del Miño y el golfo de Vizcaya. Este último, a tenor de los datos obtenidos en ensayos anteriores, puede considerarse uno de los puntos negros de la costa española en lo que a acumulación de microplásticos se refiere.

Según Jesús Gago, se debe a la circulación del agua en la zona.Las Rías Baixas, especialmente Vigo y Pontevedra, son enclaves en los que también han encontrado valores superiores a otras zonas muestreadas, lo cual no significa que sean elevados. En Playa América, por ejemplo, se han contabilizado 10 microplásticos por 100 metros en la zona intermareal. En este caso se debe a la gran densidad de población.Los científicos consideran un problema grave la acumulación de este material en los océanos y su absorción por las especies que los habitan.

Lo peor, coinciden, es que el impacto está lejos de ser comprendido.Recuerda Jesús Gago que son muchos los productos de uso habitual que contienen microplásticos en su composición. Es el caso de cremas exfoliantes, pasta de dientes, detergentes…, que terminan en el mar porque los filtros de las depuradoras son incapaces de capturarlos. Una solución, dice, sería volver al pasado, cuando por ejemplo para los exfoliantes se utilizaban cáscaras de almendras machacadas.Los resultados definitivos del proyecto no se conocerán hasta finales del 2018, que es cuando está fijada la fecha de remate del estudio.

Fuente: La Voz de Galicia