Preocupación del sector por la posible creación de nuevas áreas marítimas protegidas

posted in: CEPA | 0

Hay inquietud en distintos sectores empresarios ante el avance de un proyecto impulsado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable para crear nuevas “Áreas Marinas Protegidas” (AMP) en zonas operativas para la industria.

La preocupación llegó esta semana al Consejo Federal Pesquero. Las cámaras Cepa, Caipa, Capa, Capip y Capeca lanzaron el alerta, pero no son los únicas. Por caso, desde la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera expresan sensaciones similares.

Ocurre que el Gobierno nacional viene avanzando con un plan para proteger al menos otro 10 por ciento de la superficie del Mar Argentino mediante la creación de estas AMP, donde naturalmente estaría vedada la actividad pesquera.

El objetivo es cumplir, antes del año 2020, compromisos internacionales asumidos en la administración Kirchner para resguardar ecosistemas oceánicos, mitigar efectos de la explotación y la contaminación por el tránsito marítimo.

Puntos en la mira

La lista de posibles sitios a proteger incluye a El Rincón, Corredor Chubut, Agujero Azul y Talud de Burwood, todos claves para el movimiento de diferentes tipos de flota.

Es la ley N° 27.037, sancionada en 2014, la que promueve la preservación de la plataforma continental y establece cinco categorías diferenciadas de protección y restricciones para el mar. Sin embargo, nunca se reglamentó.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable y la Administración de Parques Nacionales trabajan ahora en un decreto de reglamentación para que antes de fin de año lo firme el presidente, Mauricio Macri, y eventualmente el Congreso pueda empezar a debatir las áreas propuestas.

“De avanzar, este proyecto tendría un enorme impacto. Quienes van a quedar desprotegidos son los pescadores y todos los que dependemos laboral y económicamente de esta actividad”, reflexionó ante Pescare.com.ar un actor empresario que sigue de cerca la problemática.

Posición del Consejo

A partir de las notas enviadas por las cámaras, el Consejo Federal Pesquero consideró hoy imprescindible llevar adelante un análisis exhaustivo de los parámetros biológicos y los fundamentos científicos que sustentan la definición de las áreas de alta vulnerabilidad.

De la misma forma, llamó a considerar el impacto socioeconómico que su determinación provocaría en el sector pesquero.

Por otra parte, el cuerpo señaló la interferencia que se plantearía entre las autoridades del Régimen Federal de Pesca y la autoridad de aplicación de las AMP.

“Este Consejo afirma que la administración de los recursos pesqueros debe hacerse necesariamente en el ámbito natural de la pesca, normado por la Ley 24.922, en ese marco este Consejo ha trabajado desde su creación en los aspectos relativos a la biodiversidad y el enfoque ecosistémico”, planteó el organismo.

En ese sentido, los consejeros recordaron que trabajaron planes para conservar condrictios, la diversidad biológica y, además, para reducir la interacción de aves y mamíferos en distintas pesquerías.

Como siguiente paso, el Consejo se encuentra elaborando un documento técnico y científico que pondrá a disposición del Ministerio de Ambiente para expresar su posición.

 

Fuente: www.pescare.com